pexels-vishnu-r-nair-1105666-web

Viaje de Regreso

Luego de vivir algunos meses en San Carlos, los muchachos de los Fother Muckers vuelven a la capital a desempolvar viejas canciones. La grabación de su nuevo EP, Si no tienes nada que decir entonces calla es el proyecto que los tiene anclados en Santiago. Más inquietos y atrevidos que nunca.  

Estacionado en una van, cerca del parque San Borja, Cristóbal Briceño cuenta risueño los planes de la banda. El próximo disco EP reúne justamente las canciones que se habían quedado en el camino. “A mí no me gustaría perderlas o no registrarlas, y ahora se nos dio la oportunidad de grabar acá en Santiago”, cuenta el vocalista. 

Paco Paquerro, amigo de los chicos y admirador del grupo les ofreció ocupar sus subterráneos estudios de grabación. Ubicados en un estacionamiento de calle San Francisco con la Alameda. Y así se concretó el proyecto. Las primeras semanas de octubre estarán ocupadísimos preparando el material. Probando sonidos, guitarras y voces; y seleccionando las mejores canciones. Antes de emprender el rumbo, tienen que tener todo remasterizado y mezclado.

Todavía no están seguros cuántas canciones tendrá el disco, pero sí pueden prometer que será un descubrimiento de melodías para los oyentes. “Pueden esperar harto trabajo de letras y estructuras musicales y siempre tratando de abrir nuevos caminos”, cuenta Cristóbal satisfecho. Se espera que el disco se publique durante las primeras semanas de noviembre. 

Luego de grabar en Santiago, se irán corriendo al Festival de Cine de Valdivia. Allí  tocarán el dieciséis y después de eso: viaje de regreso al sur.

En la plaza de San Carlos, los esperará Carlos Salinas. Un muy buen amigo de Cristóbal, que además de un campo, tiene un estudio de grabación. Él será el encargado de producir su tercer disco de larga duración. Una placa con doce canciones que será publicada en marzo del próximo año. 

  No habrá ni necesidad de componer. Todas las melodías están listas; algunas hace un año, otras, hace un mes. “Supongo que como todos los compositores de mi edad tengo una cierta compulsión por escribir, más que buscar canciones para el disco tengo que seleccionarlas”, dice el vocalista.

Su tercer disco será lejos, más atrevido que cualquier cosa que hayan hecho antes, dicen los integrantes. Seguirán rompiendo estructuras musicales, olvidándose de los coros y llamando al alzamiento. Con guitarras potentes y una sólida voz esperan despertar la conciencia de la gente; “y que después uno se dé cuenta solo de cosas sin  que te las tengas que restregar en la cara”, afirma Cristóbal. 

Este distanciamiento ha sido muy positivo, concluye el vocalista. “Nos hemos encontrado como amigos, quizás, y vaya que lo somos, somos súper amigos”, dice contento.

Tags: No tags

Comments are closed.